Mikey y la Aspiradora Monstruosa

Christopher Hurtado —  February 16, 2010 — Leave a comment
Mikey y la Aspiradora Monstruosa | Christopher Hurtado

A Mikey le encantaba pasar la aspiradora. Tenía una aspiradora de esas de mano que le había comprado su mamá. Todos los días ayudaba a su mamá al pasar la aspiradora por toda la casa. La pasaba por la alfombra, por las cortinas, por el sofá, y hasta trataba de pasársela al gato. Un día llegó a la casa su mamá con una aspiradora nuevecita. Era grande, resplandeciente y de su mamá, no de él, le dijo su mamá. No la debía tocar. Mikey prometió obedecer. Levantó su pequeña aspiradora y empezó a pasarla por toda la casa, incluyendo el gato, pero ya no le satisfacía su pequeña aspiradora de mano. A escondidas se le acercó a la aspiradora nueva de su mamá y la encendió.

De repente arrancó la aspiradora como si estuviera endemoniada. Desapareció todo el polvo de la alfombra, de las cortinas y del sofá e incluso desapareció el gato. La aspiradora empezó a tragarse todo la casa. Se tragó la oficina con todo y lápices y plumas, la cocina con todo y utensilios, las escaleras, el pasillo y el comedor con todo y mesa. Se tragó la ducha, el lavamanos y la basura, pero no el apeste. Se tragó la cómoda, la camá, el sofá y hasta al tío de Mikey que acostado en él estaba. Se tragó al vendedor de aspiradoras que tocó a la puerta. Se tragó al vecino, a sus hijos y a su esposa. Se tragó el buzón del correo y luego la casa entera. En eso llegó la mamá de Mikey reclamándole y la aspiradora se la tragó a ella también, con un gruñido espantoso.

Mikey estaba determinado por salvar a su mamá. Le brinco encima a la aspiradora. La aspiradora se torcía y brincaba como un potro salvaje. Mikey cayó al piso. Se le acercó la aspiradora con la boca abierta, listo para tragárselo a él también. Mikey tomó un plumero que estaba a la mano y empezó a sacudir el polvo hasta que la aspiradora dió un estornudazo etonante y se le salió todo lo que se había tragado, incluyendo a la mamá de Mikey. Mikey, el héroe, estaba cubierto de polvo y la casa también. Abrazó a su mamá exhausto y contento de verla. Su mamá le dijo que él era el responsable de limpiar todo. Cuándo fue a pasar su pequeña aspiradora de mano, su mamá le dió más bien una escobita y una palita. Mikey barrió la alfombra, las cortinas y el sofá e incluso trató de barrer el gato.

Christopher Hurtado

Posts Twitter Facebook

Christopher Hurtado is President and CEO of Linguistic Solutions and Adjunct Instructor of Philosophy and Political Science at Utah Valley University. He holds a BA in Middle East Studies/Arabic and Philosophy and an MA in Nonproliferation and Terrorism Studies. He coauthored Vacation Spanish: A Survival Guide for Mexico, the Caribbean, Central & South America. He is married to children's book author and homeschool mom, Alysia Gonzalez. Together they have nine children. They are active in their church and in their community.

No Comments

Be the first to start the conversation.

Leave a Reply

Text formatting is available via select HTML. <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>

*